Coreanos en Latinoamérica

La diáspora coreana

Actualmente hay alrededor de 7 millones de coreanos viviendo fuera de Corea, 107,000 de ellos se han asentado en diversos países de América Latina. Los términos gyopo (교포) o dongpo (동포) en Coreano se utilizan para designar a personas de  origen coreano que han vivido durante la mayor parte de sus vidas fuera de Corea. Puede también hacer referencia a cualquier coreano que resida en el exterior.

Especialistas en migración coreana en el mundo académico están de acuerdo en afirmar que la dispersión de la población coreana en el mundo es un fenómeno diaspórico. El argumento base para analizar la dispersión coreana en el mundo como un proceso diaspórico es que sus características corresponden con la noción de diáspora según criterios de comunicación entre el país de origen y la población asentada en los países de residencia. Los coreanos al migrar elijen su país de residencia según redes migratorias ya existentes,  se integran en el país receptor sin llegar a asimilarse, manteniendo su identidad étnica, y conservan relaciones de intercambio entre ellos y su país de origen (aunque en menor medida que otros grupos diaspóricos asiáticos).

Un buen ejemplo que analiza la migración coreana en Latinoamérica, es el trabajo realizado por Dra. Carolina Mera, especialmente enfocado hacia el análisis de la diáspora coreana en Argentina. Algunos de sus artículos son accesibles online:

http://ceaa.colmex.mx/estudioscoreanos/images/mera.pdf

http://web.international.ucla.edu/media/files/JRP-2008-2009-Mera.pdf

Aunque la historia de la diáspora coreana en Latinoamérica se traza a partir de principios del s. XX, no es hasta la década de los 90 cuando su presencia en varios países de Centro y Sur América se hace más evidente. Esto es debido en gran parte al final de la Guerra Fría, y el relajamiento posterior de los grupos de poder. El cambio en la agenda política internacional creó el escenario propicio para el establecimiento de relaciones diplomáticas entre la República de Corea y América Latina. Por otro lado, muchos países iberoamericanos tendieron durante estos años a orientar su desarrollo hacia un proceso de globalización. Las relaciones comerciales entre Corea y países como Chile, Brasil, México y Paraguay son especialmente destacables. No obstante, únicamente Chile ha sido capaz de establecer un Acuerdo de Libre Comercio con Corea del Sur.

La prioridad de Corea del Sur en un principio era utilizar el comercio con Centroamérica, Caribe y México como un puente que la acercara a EE.UU. Esto ha ido cambiado en los últimos años, y Corea ha enfocado sus intereses comerciales hacia los mercados locales, sobretodo en Sudamérica, y en particular en Brasil.

De todas formas, cabe resaltar que antes de la década de los 90, a partir de 1953, ya se había producido un movimiento de emigrantes procedentes del continente coreano hacia Latinoamérica debido a la situación bélica que había enfrentado norte y sur. Las oleadas migratorias que tuvieron lugar a mediados de la década de los 50 fueron acompañadas del establecimiento de relaciones diplomáticas entre la República de Corea y América Latina, debidas principalmente por la intención por parte de Corea de obtener el reconocimiento internacional necesario que le permitiera entrar en organizaciones internacionales, como la OMS, el Banco Mundial, la ONU, etc.

Las dos Coreas entran en la ONU en 1991: http://www.un.org/es/members/

De todos los países de America Latina, Brasil, Argentina y México han recibido un mayor número de inmigrantes coreanos, sobretodo a partir de la década de los 90.

Coreanos residentes en Latinoamérica

Fuente: http://web.international.ucla.edu/media/files/JRP-2008-2009-Mera.pdf

Para más información sobre relaciones internacionales entre Corea y América Latina, así como acceder a estadísticas sobre población coreana en el exterior, podéis consultar la web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea, y Statistics Corea:

http://www.mofat.go.kr/english/main/index.jsp

http://kostat.go.kr/eng/

 

Brasil

Brasil es el país Latinoamericano que ha visto una mayor llegada de inmigración Coreana: cuenta con más de 50,000 coreanos en la actualidad.

El primer grupo de inmigrantes coreanos llegaron a Brasil entre 1962 y 1966. Este grupo estaba compuesto por familias que habían recibido el apoyo del gobierno coreano para establecerse en Brasil. Cada familia recibía un subsidio de 200 dólares. La mayoría de estas familias estaban formadas por militares descontentos con el gobierno, también había fieles protestantes. Todos ellos se caracterizaban por tener un alto nivel educativo, y por ser clase media urbana coreana. Tal y como ambos gobiernos habían programado, estas primeras familias de inmigrantes se instalaron en zonas rurales, con el objetivo de repoblar zonas de Brasil con pequeñas comunidades agrícolas. Ésta estrategia, no obstante, fracasó muy rápidamente, ya que estas familias no tenían experiencia en el trabajo agrícola, y acabaron por reemigrar a zonas urbanas.

Una vez instalados en la ciudad, los coreanos se dedicaron a la industria textil, ya que este campo de trabajo no precisaba de un gran capital inicial, conocimiento previo, o competencias lingüísticas.

A partir de los años 80 inmigrantes coreanos continuaron entrando en Brasil, esta vez, no obstante, vía Paraguay y Bolivia, ya que el gobierno brasileño creó políticas migratorias por las que solo podían entrar en el país inmigrantes cualificados. Con las amnistías de 1980 y 1988, estos inmigrantes ilegales recibieron residencia legal.

Actualmente, la población coreana de Brasil continúa trabajando en el sector textil, especialmente en Sao Paulo, donde se concentra el 90% de los coreanos de Brasil. Existe en esta ciudad un barrio donde se concentra la comunidad coreana, se trata del Bairro do Bom Retiro:

Supermercado coreano en la Rua Três Rios, del Barrio do Bom Retiro, Sao Paulo

En este barrio los coreanos han creado servicios dirigidos a la propia comunidad: restaurantes, supermercados, casas de baño, karaokes, etc. De 1.500 comercios, el 70% pertenecen a coreanos, y el 30% está dividido entre italianos, armenios y griegos.

La generación más joven de inmigrantes, los conocidos como generación 1.5, presenta un alto nivel educativo. En el mismo barrio do Bom Retiro, se ha creado una escuela coreana con ayuda del gobierno coreano, el colegio Polilógos, en ella se imparten cursos de lengua coreana, dirigidos tanto a las generaciones de origen coreano más jóvenes, como a brasileños interesados.

http://colegiopolilogos.com.br/

Generación 1.5: “es una categoría emic utilizada por los miembros de la colectividad coreana para referirse a los hijos de los inmigrantes coreanos que nacieron en Corea”

en http://ceaa.colmex.mx/estudioscoreanos/images/mirta.pdf

Argentina

En 1965 después de que la Corporación Coreana de Desarrollo de Ultramar (KODCO) adquiriera tierras en Campo Lumarque y Rio Negro, llegaron diversas familias coreanas para establecerse en la zona, con el objetivo de trabajar en el sector agrícola. Entre 1970 y 1978, llegan a otras zonas rurales 500 familias más. De la misma manera que ocurrió en Brasil, estos primeros inmigrantes coreanos no prosperaron por falta de experiencia en el sector agrícola, de forma que acabaron estableciéndose en ciudades para dedicarse a actividades comerciales.

El año 1985 representa un punto de inflexión en la llegada de inmigrantes coreanos. Esto se debe a la firma del Acta de Procedimiento para el ingreso de inmigrantes coreanos en Argentina. Se entregaron más de 11.000 permisos a familias coreanas, lo que representó la entrada de más de 30.000 personas.

A partir de 1985, el crecimiento de la comunidad coreana propició la creación de asociaciones, periódicos y servicios dirigidos a la comunidad coreana. Entre los años 60 y 70 ya se había iniciado el establecimiento de grupos étnicos en comunidad, caben destacar los barrios de Ciudadela, Once, y el Barrio de Flores.

Sobre la comunidad coreana del Barrio de Flores:

http://www.barriodeflores.com.ar/notas/coreanos_en_el_barrio_de_flores.htm

Tal y como podemos ver en el gráfico (arriba), en la actualidad el número de residentes en Argentina ha disminuido, esto se debe a un fenómeno de salida y reemigración de coreanos que se dirigen a México, Canadá, Australia, EE.UU, o Corea. Sobretodo este grupo está formado por estudiantes universitarios que deciden continuar sus estudios en el extranjero, y por personas que perdieron su negocio.

En cuánto a la problemática alrededor de la integración de la comunidad coreana en Buenos Aires, es interesante comentar la película Do U Cry for me Argentina, en la que se muestra la vida de la generación 1.5. Transmite la problemática del llamado “conflicto de la doble identidad“, por la que muchos jóvenes coreanos no han llegado a integrarse en la cultura argentina, pero tampoco llegan a pertenecer a la comunidad coreana inmigrante.

Do U Cry for me Argentina expresa una problemática relacionada con la necesidad de desarrollar una doble competencia cultural, por la cual niños y jóvenes se encuentran en situaciones en las que se enfrentan a la dicotomía de optar por pertenecer a una u otra cultura.

El siguiente artículo es un buen ejemplo de la doble competencia cultural, mostrando a través de una entrevista a los escolares del Instituto Coreano Argentina como vivieron el mundial de fútbol, teniendo que decantarse por animar al equipo de Argentina o al de Corea del Sur.

http://www.clarin.com/deportes/futbol/biSin-pasaportebibrA-igual_0_286171564.html

Niños de origen coreano presenciando el partido del mundial de fútbol que enfrentaba Corea del Sur con Argentina.

Para saber más sobre el proceso de integración de los coreanos en Argentina:

http://ceaa.colmex.mx/estudioscoreanos/images/mirta.pdf

Con el objetivo de fomentar el acercamiento de la cultura coreana a la población nativa de los lugares de residencia de la diáspora, se han creado varios centros, como el Centro Cultural Coreano, que tiene sedes en los principales lugares del mundo donde existen asentamientos coreanos. Uno de estos países es Argentina, donde se encuentra la sede del Centro Cultural Coreano de América Latina.

Esta institución organiza cursos de lengua coreana y diversos tipos de eventos y actividades sobre cultura coreana, que propician la interacción entre la población argentina interesada en esta cultura, así como la población de origen coreano asentada en Argentina.

Para saber más, es interesante el blog Argentina Mía, dedicado exclusivamente a informar sobre la realidad coreana en Argentina. En él se publican artículos, muchos con relación al catolicismo, y sobre la realidad de los jóvenes de origen coreano.

http://argentinamia.blogspot.com/2006/09/vivir-en-argentina-con-la-identidad.html

México

Los primeros coreanos que llegaron a México lo hicieron en el año 1905, y contaban 1,033 coreanos, llegados en barco.

Niños coreanos emigrados a México a principios del s. XX

El video presentado a continuación explica, a través de fotografías de la época, la inmigración coreana en México a principios del s. XX.

La inmigración coreana en este país no tuvo continuidad, y no se reestableció hasta enero de 1962, con el establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países. De todas formas, fueron solo tres personas las que emigraron a México en los años 60: un ingeniero, un maestro de Taekwondo, y un estudiante. Desde entonces solo emigraron unas 64 familias, la mayoría estudiantes de la UNAM y la Universidad Iberoamericana.

No fue hasta la década de los 90 que la inmigración coreana empezó a llegar al país de manera más intensiva, tanto directamente de Corea, como desde Ecuador, Paraguay, Colombia, y algunos países de África. Es en este momento cuando los coreanos en México empezaron a crear facilidades dirigidas a la misma comunidad coreana, cómo restaurantes.

La inmigración de los años 90 ha ido estableciéndose en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Es en esta zona dónde han desarrollado su actividad económica, mayoritariamente enfocada hacia el comercio.

Sobre el barrio coreano de la Ciudad de México:

http://www.mx-df.net/2010/03/el-barrio-coreano-en-la-ciudad-de-mexico/

Supermercado coreano en Ciudad de México

También su presencia ha dado lugar al establecimiento de instituciones religiosas, como iglesias protestantes y templos budistas.

A partir de la década de los 90, el crecimiento de la población coreana ha hecho evidente la falta de instituciones educativas y culturales que permitieran a lo niños coreanos del país aprender el idioma coreano. La primera institución creada con tal de formar a los descendientes coreanos y a los mexicanos interesados fue la Escuela de Coreano. Hasta hace poco, esta escuela impartía coreano en sábado, y no tenía sede fija. Recientemente, a través de donaciones, ha adquirido una sede fija en la que además de los sábados, imparte cursos a diario.

Inauguración de la sede de la Escuela de Coreano en Ciudad de México. 11 de septiembre de 2010.

Cabe destacar el hecho de que, más recientemente, se hayan establecido instituciones culturales con el objetivo de acercar la cultura coreana a la población mexicana. Un ejemplo es el HallyuMx, institución que ofrece cursos de coreano, orientados tanto a la población coreana inmigrante, como a mexicanos.

Asimismo, también hay un Centro cultural Coreano de Monterrey,

La comunidad coreana actual proviene de diferentes partes del mundo, y está constituida tanto por inmigrantes llegados directamente desde Corea, como personas que han reemigrado desde otros puntos del continente americano, procedentes de Argentina, Paraguay, Brasil, Colombia, EE.UU y Canadá.

Chile

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea, Chile es el sexto país con más inmigrantes coreanos de Latinoamérica. Actualmente hay 2.000 coreanos residentes en este país. De todas formas, en comparación con México, Argentina y Brasil, la comunidad coreana de Chile es bastante reducida.

La diáspora coreana en Chile tuvo su primer impulso a finales de los años 70, cuando 5 familias viajaron a Chile para dedicarse al cultivo de flores. Esta pequeña comunidad creció hasta llegar a las 30 familias en 1978.

http://asiapacifico.bcn.cl/noticias/coreanos-en-chile

La mayoría de ellos tenían Argentina como objetivo, pero acabaron estableciéndose en Chile, sobretodo en el Barrio Patronato, ya dominado por otros grupos de empresarios libaneses, palestinos y sirios. Por este motivo, dicha zona pasó a ser conocida como “los turcos del Patronato”.

Restaurante Coreano en el Barrio Patronato

Además de empresas de servicios orientadas a la comunidad coreana, al igual que en Argentina y Brasil, los coreanos de la zona se dedican principalmente al sector textil. El bajo coste del textil en países asiáticos, ha llevado a lo coreanos residentes en Chile a dedicarse a la importación de tejidos asiáticos y la venta en el país. De manera que Chile ha llegado a establecer un Acuerdo de Libre Comercio con la República de Corea, en el 2004.

En términos de integración, la primera generación no estudió castellano, y ha quedado aislada en la comunidad étnica. La generación nacida en el país tiene un alto nivel de estudios, y por ello ha llegado a ser la más adaptada de Iberoamérica.

 

Paraguay

El primer movimiento migratorio de coreanos a Paraguay ocurrió en 1965, paralelamente al establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países. Estos primeros inmigrantes, que contaban alrededor de 1,200, llegaron con el objetivo de reemigrar a EE.UU, Brasil o Argentina. Los que decidieron establecerse en zonas rurales para trabajar en el sector agrícola, al igual que en Brasil y Argentina, fracasaron por no tener experiencia en el sector.

El siguiente blog ofrece datos presentados de forma esquemática sobre la inmigración coreana en Paraguay.

http://blogs.clarin.com/alparaguay/tag/costumbres/

Actualmente hay unos 6,000 coreanos asentados en Paraguay, en concreto se encuentran distribuidos entre Asunción, Pedro Juan Caballero, Ciudad del Este y Encarnación. De la misma forma que en otros países iberoamericanos, los coreanos residentes en Paraguay se han especializado en el sector textil, en este caso, no obstante, orientado hacia el comercio minorista. También se dedican a la venta de productos de consumo familiar. Según Zulma Espínola (ver link abajo), el comercio textil coreano en Paraguay contribuyó a reducir las diferencias entre la población de clase media y baja, y la media-alta y alta en los años 70, al ofrecer productos textiles a bajo precio, de venta a domicilio, y de pagos fraccionados.

A continuación encontraréis un link a un artículo de Zulma Espínola González, quién analiza la diáspora coreana en Paraguay en términos de las relaciones comerciales entre coreanos y paraguayanos en el país.

http://www.bcp.gov.py/gee/investman/zeg/koreapyzeg.pdf

 

Cuba

Los primeros coreanos que llegaron a Cuba lo hicieron en el año 1921. Esta primera oleada de inmigrantes, alrededor de 300 familias, llegaron en barco desde Yucatán, México. Estas personas habían llegado previamente a México en 1905, y reemigraron a Cuba en busca de una mejor situación.

En México habían trabajado en el cultivo de henequén, y en Cuba se dedicaron a la caña de azúcar. Hubo una nueva reemigración de coreanos que salieron de Cuba por la caída del precio de la caña de azúcar.

Coreano trabajando en el cultivo de la caña de azúcar

Los coreanos que no reemigraron y se quedaron en Cuba, acabaron de integrarse en la sociedad cubana, y generaciones posteriores se han asimilado de tal modo que han perdido rasgos culturales coreanos, como el lenguaje.

El video presentado a continuación ofrece una entrevista a Nelson Ulises Im, profesor universitario de economía en Cuba, de tercera generación coreana, quién viajó a Seúl para formarse en lengua coreana, después de que este idioma se hubiera perdido al cabo de tres generaciones.

(Click en la imágen para ver vídeo)

http://world.kbs.co.kr/spanish/event/mexico/#


Para saber más

A continuación mostramos una lista de libros, blogs y artículos disponibles online, sobre diversos temas referentes a la diáspora coreana en América Latina:

http://books.google.com/books?id=iy7-9h7W5OQC&printsec=frontcover&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

http://www.discovernikkei.org/en/journal/2007/12/19/coreanos-y-japoneses/

http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=127364&id=265612&dis=1&sec=1

http://argentina.korean-culture.org/navigator.do?siteCode=null&langCode=null&menuCode=200807040128&promImg=1198681726859.jpg&menuType=BG&subImg=1198682893379.gif

http://books.google.com/books?id=S2ZRizkFZbYC&printsec=frontcover#v=onepage&q&f=false




Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: