Evacuación masiva de japoneses en Estados Unidos durante WWII

Antecedentes

El sentimiento racista contra la sociedad japonesa o “yellow peril” en Estados Unidos tras el ataque aéreo en Pearl Harbor (diciembre, 1941) se vio expuesto tanto por la propaganda realizada por altos cargos del gobierno como por los medios de comunicación del país. Durante el período en que Estados Unidos tomó parte en el teatro de operaciones del Pacífico en la Segunda Guerra Mundial, la sociedad japonesa fue duramente criticada y sus cualidades fueron sórdidamente parodiadas.

Sociedad anglosajona protestante amenazada por Asia Oriental

Sociedad anglosajona protestante amenazada por Asia Oriental

De esta forma, el individuo japonés era representado en artículos periodísticos, películas de propaganda militar y boletines de noticiarios con unas determinadas peculiaridades que no favorecían su imagen dentro de Estados Unidos. El “japonés medio” era asociado con un afán de invasión insaciable y una fidelidad incondicional al emperador Hirohito. Físicamente, sus rasgos fueron aprovechados para resaltar una distinción racista respecto al “hombre blanco americano”. Llegaron incluso a publicarse en revistas de ocio una serie de fotografías que consideraban que ayudarían a la sociedad americana a diferenciar los rasgos de la etnia china de la japonesa (entonces China era una potencia Aliada junto a Estados Unidos): según este estudio antropológico de la revista Life, los japoneses eran de una estatura considerablemente más baja y una complexión rolliza, mientras que los chinos eran reconocidos por ser más altos y esbeltos.

Analogía fisiológica entre soldado chino y japonés (Life)

Analogía fisiológica entre soldado chino y japonés (Life)

 

Además de los estudios de naturaleza racista orientados únicamente a alimentar el sentimiento de odio hacia el colectivo japonés, la industria cinematográfica también tuvo un papel importante en la exposición de la imagen de los japoneses como enemigos de la nación mediante el uso de estereotipos étnicos y culturales sin demasiado fundamento. Una gran parte de este proyecto fue explotado por las productoras de cortos de dibujos animados, con el objetivo de inculcar el desdén hacia los japoneses en las mentes de los americanos desde una temprana edad. La compañía de Producciones Walt Disney llevó a cabo la producción de un corto llamado “La Victoria mediante el Poder Aéreo”, donde el potencial militar japonés era representado como un pulpo gigante (alegoría del expansionismo imperialista nipón en las costas del Pacífico) que combate contra el águila blanca (simbolizando los ideales de democracia y libertad individual americanos). Warner Bros. también produjo un par de cortos para la serie de dibujos “Looney Tunes” donde aparecían soldados japoneses (los cuales a menudo eran referidos como “nips”, peyorativo originario del término “nipón”), cuya estructura física reflejaba los rasgos racistas definidos por la prensa. Al margen de los dibujos animados, el afamado director Frank Capra se encargó de dirigir una serie de cintas documentales en las que se representaba a Japón como un enemigo crucial para Estados Unidos.

 Corto anti-japonés de dibujos animados

Desplazamiento y evacuación de los “nikkei”

Se desarrollaron numerosos proyectos de expansión de odio general hacia el colectivo japonés, aunque no se limitaron únicamente a la población que vivía bajo el régimen imperialista de Hirohito en el archipiélago de Japón. La comunidad japonesa-americana parecía suponer el mismo tipo de amenaza a la seguridad del país, debido a la paranoia extendida de que podían contactar por radio con flotas navales que se hubieran emplazado cerca de la costa de California. Temiendo una invasión por parte del ejército japonés en Estados Unidos, de la cual se había advertido ampliamente a la población americana mediante la propaganda del gobierno, el Secretario de Guerra Stimson introdujo al gobierno federal la idea de evacuar en masa a toda la población “nikkei” del país y trasladarla a una zona de control.

Tras la declaración de guerra de Estados Unidos a Japón, la comunidad “nikkei” americana vio altamente restringidos determinados derechos civiles referentes a movilidad: no podían viajar a largas distancias de sus casas y debían seguir un toque de queda muy estricto. Además de este riguroso control, la propuesta de Stimson fue aprobada por el presidente Roosevelt y en febrero de 1942 entró en vigor la Orden Ejecutiva 9066. Esta orden ejecutiva (aprobada exclusivamente por el Presidente)  establecía que todo ciudadano de origen japonés debía ser evacuado con un equipaje mínimo, para ser todos trasladados en masa a una “zona no determinada”. Stimson fue nombrado oficial responsable del mantenimiento de toda la población “nikkei” que fuera trasladada.

Bajo supervisión del gobierno federal, este proyecto de traslado masivo de japoneses fue gestionado por la WRA (War Relocation Authority), órgano que también se encargó de los desplazamientos de otros colectivos discriminados / “enemigos extranjeros” por todo el continente americano durante la Segunda Guerra Mundial. Todo individuo o familia de origen japonés viviendo en Estados Unidos se vio obligado a vender sus casas, sus negocios y una gran cantidad de bienes inmuebles antes de trasladarse a los campos de internamiento.

Entre 1942 y 1945, alrededor de 100.000 japoneses-americanos (sólo en la costa oeste) fueren desplazados de sus hogares, registrados como “enemigos extranjeros” y llevados a una serie de campos de internamiento. Estas zonas de control se situaron por todo el área oeste de Estados Unidos, aunque también se construyeron un par de ellos en Arkansas (sureste de Estados Unidos). Otros 20.000 japoneses-americanos fueron desplazados desde otras zonas del país. Diez campos de internamiento de japoneses fueron construidos en total, siendo Tule Lake (California), Manzanar (California) y Topaz (Utah) los más reconocidos.

Mapa de campos de internamiento de japoneses-americanos

Mapa de campos de internamiento de japoneses-americanos

La reintroducción al mundo exterior de los “nikkei” internos en los campos fue un proceso considerablemente lento. Este período de vaciamiento de los campos y consiguiente liberación de sus internos tuvo lugar entre la capitulación de Japón en agosto de 1945 y marzo de 1946.

A pesar del cierre de estos campos, la población americana había adquirido un ferviente sentimiento de odio hacia el colectivo japonés, el cual dificultaría gravemente la reinserción de éstos en la sociedad. Miembros delegados de los antiguos campos sugirieron varias propuestas al gobierno federal para facilitar la reintegración de los japoneses a la sociedad, entre otras una reducción de la tasa de interés en sus créditos bancarios, una asignación general de empleos burocráticos y la recompra por parte del gobierno de las propiedades que los internos se vieron obligados a vender.

Condiciones de vida en los campos de internamiento

Las condiciones de vida mediante las cuales los internos fueron mantenidos y el trato recibido por éstos mientras vivieron en los campos a menudo han provocado un elevado nivel de controversia entre testimonios de la época e historiadores posteriores al cierre de dichos campos. La escasa información objetiva acerca de este asunto revela que unos 120.000 japoneses-americanos fueron obligados a vivir, en grupos numerosos, en unas barracas de tamaño minúsculo. Se les proporcionaba alimentos a todos los internos tres veces al día. Todo campo disponía tanto de escuela como de centro médico. Debido a la aridez del clima y la austeridad de las zonas donde se habían construido los campos, los internos tuvieron que distribuir sus funciones en grupos comunales muy extensos. En la mayoría de campos también se llevaron a cabo ciertos eventos de ocio para el mínimo entretenimiento de los internos (números musicales, publicación de periódicos, etc.). A cambio del trabajo realizado en los campos, los internos recibían del gobierno un sueldo mensual de entre 10 y 20 dólares.

Internos cenando en el comedor comunitario

Internos cenando en el comedor comunitario

Testimonios históricos

Desde el punto de vista del gobierno, esta situación permitía garantizar el objetivo de “seguridad nacional” mientras que el supuesto “enemigo extranjero” recibía un trato justo en una zona de control. Desde que se proclamó la Orden Ejecutiva 9066, se desarrolló una notable campaña propagandística para apaciguar las dudas surgidas entre la población afectada a partir de dicha orden . La administración de Roosevelt declaraba que no había mejor precaución contra una comunidad extranjera tan polémica en la época, como eran los japoneses-americanos, para mantener Estados Unidos seguro de cualquier ataque invasivo de las fuerzas imperiales japonesas. Además, el gobierno consideraba que la satisfacción de necesidades básicas para los internos de los campos eran más que fieles a los ideales de democracia, ya que se les proporcionaba empleo, salario, educación, sanidad, alimentación, etc.

No obstante en la actualidad, testimonios presentados por los mismos internos y por historiadores posteriores a los hechos ofrecen una perspectiva más amplia respecto al duro proceso de adaptación de los internos a la vida en los campos. A partir del estilo de vida y condiciones de trabajo de la mayoría de japoneses americanos antes de la evacuación masiva,  muchas personas fueron de repente sometidas a una alimentación escasa, un fuerte estrés emocional y una atención médica insuficiente. Se desconoce la cifra exacta de internos que fallecieron a causa de esta falta de recursos proporcionados por el gobierno.

Entre las varias declaraciones que corroboran las duras condiciones de vida que sufrieron los internos, se encuentra el testimonio de Norman Mineta (anterior Secretario de Comercio entre 2000 y 2001 y de Transporte entre 2001 y 2006), John Tateishi (anterior director ejecutivo de la Liga de Ciudadanos Japoneses-Americanos) y George Takei (actor de televisión, reconocido por su papel en la serie “Star Trek”).

A pesar de que ambas perspectivas son hasta cierto punto compatibles, el factor cuestionable no es tanto las exactas condiciones de vida y trabajo que se experimentaron en los campos de internamiento como es la mera existencia de los campos en cuestión. Desde el primer momento en que Stimson aportó la idea de segregar a todo un colectivo del resto de la ciudadanía americana en base a su origen étnico, el gobierno de los Estados Unidos estaba llevando a cabo una práctica innegablemente racista. Ésta es, sin embargo, la nación que defendía al mismo tiempo los ideales de democracia y libertad individual durante la Segunda Guerra Mundial.

Marine americano y niño nikkei tras valla de campo

Marine americano y niño nikkei tras valla de campo

Xavi Colell Sancho

Enlaces

– Vídeos:

· “Bugs Bunny Nips the Nips” (I. Freleny, 1944) http://www.spike.com/video-clips/8xwag2/bugs-bunny-nips-the-nips-1944

· “A Challenge to Democracy” (War Relocation Authority, 1944) http://www.youtube.com/watch?v=Hj0i8lNzeXs

· “Japanese Relocation” (U.S. Government, 1943) http://www.youtube.com/watch?v=_OiPldKsM5w

· “Children of the Camps” (Stephen Holsapple, 1999) http://www.youtube.com/watch?v=6mr97qyKA2s

· “Interview with George Takei, internee at Rohwer Relocation Center in Arkansas” http://www.youtube.com/watch?v=4N7oaJ9pvVs

– Imágenes:

· “Sociedad anglosajona protestante amenazada por Asia Oriental” http://www.phrases.org.uk/meanings/yellow-peril.html

· “Analogía fisiológica entre soldado chino y japonés” http://artifactsjournal.missouri.edu/2012/03/wwii-propaganda-the-influence-of-racism/

· “Mapa de campos de internamiento de japoneses-americanos” http://riceball.com/d/content/japanese-interment-during-ww2

· “Internos cenando en el comedor comunitario” http://ephemeralnewyork.wordpress.com/2011/01/31/the-world-war-ii-internment-camp-on-ellis-island/

· “Marine americano y niño nikkei tras valla de campo” http://www.ibiblio.org/hyperwar/USMC/USMC-M-Tinian/USMC-M-Tinian-5.html

Anuncios

~ por diasporaasiaoriental en diciembre 3, 2013.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: